viernes, 18 de junio de 2010

RESUMEN DE “ POEMAS DESDE EL SUBSUELO “ DE WALTER FAILA POR CESAR CISNEROS DE LA HOZ- Poeta y Escritor de la Nación.180610




I
Fue mi hijo quien me trajo su primer libro y pude ver en el andamiaje, la capacidad, volumen y contenido de un poeta importante, acaso el más importante en décadas, cardinalmente hablando, de la obra que hasta ahora conocemos de Walter Faila. Siguió luchando, el bucólico se debate con el citadino y, creo que mantiene la fibra y esencia de su origen. Tiene la sensibilidad de ver cosas grandes en las más sencillas, virtud noble, insigne probidad que trasciende más allá del hombre, en el vuelo de la poesía, cuando imagina al amor -como ovejuelas peludas- que pastorean en los prados por mientras él tañe en la lira, la ternura de su tonadilla, cual ropón para la augusta razón del casto transitando por un mundo de tinieblas y sufrimientos.
Humano, capaz de concebir un sueño de antemano, tan lozano como el común que emerge de la gente, con la urgencia del rayo, en el “llajta” donde naciera con perfume de tanino y paseara con su traje de doncel bajo un cielo sin orillas.
Y cuando ama, sutiles redondillas conjugan lo que siente para abundar la dicha de gozar lo que le anima cuando concibe sangre corriendo por el río manada de nubes voladoras, las que le contienen en el cuenco de sus alas. Es allí donde entrega sus coplas y sus trovas revelando la sinrazón de la injusticia, revelando la bronca notoria, sufrimiento y dolor compartida por el poeta.
Ante tanta miseria se impone su generosidad, reflexión y altruismo frente a los diarios padeceres, en su afán de darle latigazos a la desgracia. Del mismo modo sabe dar las gracias cuando es gratificado por una caricia de su ser amado, mientras bebe la agridulce lágrima de la suave mejilla, en un grito de justicia.
Con la misma voluntad es capaz de cantarle a sus recuerdos, reflejados en el espejo rojo de unos labios amados o en el andar cansino de “un hermano, con sus alforjas llenas de pena y de dolor”. Valientemente sostiene que “ser poeta es una buena cosa”, le permite navegar por el virtuoso canto de los grillos, sorteando las espinas y cuchillos, más allá del mar y su bravura, tras hacer el amor entre las algas, sin olvidar sus ovejuelas, las de Moreno, blancura que resalta a la luz de las candelas que emergen del amor por recordarlas.

II
Cuando el hombre se revela, el poeta recatadamente corre la cortina y se deleita con lo que aquel escribe. La sentencia “de aquí nadie se escapa” implica un razonamiento maduro de quien, en su plenitud, observa -fríamente- la vida cotidiana y sabe que es imposible coger las de Villadiego, en afán de evadir responsabilidades. Sugiere “bancarse” lo cotidiana, con compromiso sin conformismo, vivos y con ganas de vivir, con ingenio y esperanza, con afán e imaginación, bajo el mismo sol que tanto alumbra al rico como al pobre, en la lucha diaria por la noble misión de existir con alegría “en este mundo”, lejos de la avaricia y la miseria, espacio que reservado para quienes apuestan a la felicidad, lejos de oropeles y fantasías, dejando lo huella fértil de la sabiduría, donde no cotizan las dudas, los miedos pero sí las certezas, las que marcan rumbos, calman ansiedades, evitan el pánico, permiten tomar decisiones, proponen cambios.
Me gusta “Poemas desde el subsuelo”, imagino a Walter Faila, hombre y poeta, poeta y hombre, preparados para mostrarse, salir de ese sótano conjeturado, la experiencia les dio la valentía, conjugando la esencia humana con la virtud divina. San Pablo en Romanos, compara la cualidad del apóstol con la del filósofo y la del poeta, por ser difusores de la palabra, reveladores o anunciadores de hechos importantes de la humanidad, y lo que es más, hacer de la palabra el vehículo más importante para motivar al espíritu, para conmover el alma, para el alterar el corazón, para despejar la mente. Reitero, Walter Faila, tiene fibra, su trascendencia se agranda, su calidez avanza en todos quienes le conocen, acaso muchos más de lo que imaginamos y… por encima de colegas que se resisten a reconocerle méritos.


CESAR CISNEROS DE LA HOZ / POETA Y ESCRITOR DE LA NACION. 180610

3 comentarios:

Walter Faila dijo...

Gracias Maestro, es un honor inmerecido, sus palabras levan el ánimo, puedo considerar palabra de amigo.-

Un enorme abrazo hasta allí, esa provincia que tanto amo y me vio crecer y vivir, bello es que a uno no lo olviden.-

FANNY JEM WONG dijo...

FELICITACIONES AMIGO MÍO
BESOS
JEM WONG

Maria Lua dijo...

Excelente!
Te felicito, querido amigo
Walter...
Un beso, con mucho cariño
Beijos
Maria Lua