lunes, 31 de mayo de 2010

QUE MAS DA...




No te digo que escuches porque ya no te hablo
Ni que nada concedas porque nada te pido.
Solo quiero que entiendas que no soy tu esclavo
sino un hombre que a medias camina aun herido.

Que me duele en el alma saber has perdido
la rienda del mundo en manos del hombre
cuando alguna mañana al quedarte dormido
te cambiaron los sueños, la dicha y el nombre.

Me dijeron que andabas buscando el ensayo
de un bautizo de gracia que devuelva tu verbo
Que trocaste tu estampa una noche de mayo
al llegar a la casa donde mora tu ciervo.

Me contaron que al alba perdiste las rutas
en un puesto de hierbas del mercado del cielo
Que fumabas dos porros con cirujas y putas
y apostabas milagros con sabor a consuelo.

Si recobras el mundo y has tomando consciencia
solo espero que cambies por amor tantos leños
Que no crezcan los niños sin tener en su esencia
una cuota de dicha que alimente sus sueños.

Si retornas triunfante de ésta guerra de fuego
a la diestra del padre del que yo no me ufano
no te olvides que el mundo ya no juega tu juego
y aun confían en ti mil millones de hermanos.

Por mi lado concluyo éstos versos que abordo
que me juzgue quien quiera por haberte juzgado
si cuando ellos te hablan tu te haces el sordo
que mas da que al hablarme yo me quede callado.

Walter Faila

2 comentarios:

Maria Lua dijo...

Por mi lado concluyo éstos versos que abordo
que me juzgue quien quiera por haberte juzgado
si cuando ellos te hablan tu te haces el sordo
que mas da que al hablarme yo me quede callado.

Un poema para leer y pensar...
Impresionante, amigo!
Emoción y deseo de justicia...
Besos, querido Walter...
Maria Lua

FANNY JEM WONG dijo...

ESCRIBES HERMOSO
BESOS
JEM